Istria

Istria

La cocina continental y la mediterránea tienen su punto de encuentro en Istria: el pescado, el marisco, el típico guiso de maíz llamado maneštra od bobići, la pasta con la espectacular trufa de Istria, la salsa de caza, el guiso de carne, los chorizos, el ombolo – lomo de cerdo macerado y ahumado, el revuelto de espárragos trigueros, el queso…
Inaugure la comida con una copita del licor de hierbas biska, el licor de miel medica o el licor de ruda. Saboree cada bocado, pero no sin dejar hueco para el postre: las crujientes kroštule, las pastas rellenas krafe o los buñuelos fritule.

Fenómeno gastronómico a nivel mundial

Istria fue la primera región croata en atraer a un tipo especial de huésped, aquél que encuentra en la gastronomía un motivo importante, si no el principal, para viajar. Esto se debe a todo un proceso a través del cual los viajeros que visitaban las costas de Istria comenzaron a “descubrir” su interior, completamente a salvo de grandes complejos turísticos y semejantes intervenciones urbanísticas.

 

El interior de Istria se ha mantenido intacto en este sentido, de modo que incluso hoy figura en numerosas monografías como Terra incognita, nombre con el cual los antiguos cartógrafos bautizaban regiones desconocidas e inexploradas. La costa y el interior de Istria no sólo se complementan en un paisaje fantástico lleno de contrastes, sino que juntos participan también en una gastronomía singular basada en la propuesta litoral mediterránea y la del interior peninsular. Excelentes frutos del mar se ven así rodeados de otros frutos de los huertos, viñedos y bosques del continente.

 

La gastronomía de Istria se nos presenta en total equilibrio, con una marcada tradición de su cocina popular y urbana, recreada en sus numerosos mesones, hosterías y tabernas.

 

Istria es, al mismo tiempo, la cuna de los primeros restaurantes de lujo en Croacia y fueron precisamente sus emprendedores vinicultores los primeros que definieron unos criterios claros para las rutas del vino y los que no tardaron en trazar dichas rutas por toda la península.

 

Como región gastronómica Istria es hoy en día un fenómeno a nivel mundial. Su cocina popular es, por un lado, una respuesta centenaria a la escasez económica y, por el otro, a una naturaleza generosa y a los grandes modelos culinarios de las vecinas provincias italianas. Sencillos platos populares hoy vuelven a vestirse de modernidad: los revueltos llamados fritaje, emblemas de la cocina istriana, son un claro ejemplo. Se basan sobre todo en huevos frescos de la granja, fritos a la perfección, o a point como dicen en la jerga gastronómica.

 

La cocina popular, la cocina urbana y la hostelería de lujo se solapan y entrelazan en Istria, lo que no sorprende dado que su base común son iconos gastronómicos como la pasta autóctona, elaborada con harina de alta calidad, las ostras, el centollo, el excelente pescado blanco, las trufas blanca y negra y otros tipos de setas, los espárragos trigueros, el jamón curado de Istria, la panceta, el chorizo y el lomo local, la caza menor y mayor…

 

Una excelente selección de sencillos vinos de la casa es el sostén de la hostelería istriana y de su ambiente agradable; el vino ha sido durante siglos un vehículo de convivencia y amistad.

Cocina

de Regiones

Croatia Feeds