Peka (tapa metálica de forma acampanada)

Peka (tapa metálica de forma acampanada)

La preparación de platos en peka es un método tradicional y todavía popular de preparación de muchas especialidades en toda la Croacia, y consiste en asar platos al fuego abierto, con la ayuda de una tapa de terracota o de hierro forjado. Aunque a lo largo de nuestra historia gastronómica la peka se ha utilizado para diversos fines, solo al mencionarla la mayoría de la gente tiene en su mente unas de las especialidades favorecidas que abren apetito. Entre ellos se encuentra el pan de peka, pero también la carne de ternero y de cordero al horno, o pulpo, que preparada de esta manera, tendrá un sabor especial. La carne asada debajo de la peka es jugosa y suave y se separa de los huesos, y suele comerse con las papas que, cocidas y asadas en el jugo de carne, tienen un aroma particularmente delicioso.

Maja Danica Pečanić

La peka consiste en dos partes, la base que se colocaba en un hogar calentado y sobre la cual se ponían los alimentos listos para asar, y de una tapa pesada que permitía que los alimentos al mismo tiempo se hornearan y cocinaran en sus propios jugos.

La tapa, de forma acampanada, en su parte superior tiene un mango con el que se eleva de la base, porque una vez calentada, la tapa no se puede tocar. Después de posicionar la tapa sobre el alimento, se la cubría de ascas. Para preparar los platos por debajo de la campana, de čripnja, de saće o de peka, debían prepararse unas buenas ascas, de las piezas de madera como son el carpe o el haya. Estas ascas no calentaban sólo desde arriba sino el fuego también ardía debajo de la parte inferior de la peka, lo que permitía un asado uniforme.

 

La preparación de alimentos debajo de la peka es uno de los métodos de horneado que toman más tiempo, por lo que, dependiendo de la cantidad y del tipo de carne, la peka solía mantenerse cubierta de ascas durante varias horas, y su contenido tenía que girarse varias veces para hornearse de manera uniforme por todos los lados y para verter vino o consomé para obtener una carne suave que deleita con su sabor. Los brasas deben mantenerse con cuidado para que puedan durar durante muchas horas de preparación. A los quienes se reunían alrededor de la peka, con una copa de buen vino en la mano, la espera siempre valía la pena, porque el plato delicioso que tenían ante ellos, satisfacía las expectativas.