Aventuras en el mar para los más pequeños

Aventuras en el mar para los más pequeños

Una navegación inolvidable acompañada por la sonrisa infantil

Navegar con niños a bordo por el mar más bonito del mundo. ¿Suena tentador? Navegar por el Adriático en familia es un viaje de sueño para todo navegante. Casi no existe otra actividad veraniega que pueda ofrecerle a los más peques tanta diversión, aventura, aprendizaje y risa, como estar a bordo. La cubierta del barco es un lugar estupendo para aprender cosas nuevas como los tipos de cabo y los nudos marineros, los nombres de los vientos o de las preciosas islas croatas y entablar nuevas amistades durante la estadía en el puerto o en el ancla. Al planificar la aventura marinera los padres deberían tener en cuenta algunos consejos prácticos. Luego viene la diversión y unas vacaciones para recordar.

 

Los navegantes más experimentados saben que la planificación es esencial para una estupenda navegación. Se planifican los puertos de entrada y las calas para el fondeo, se llena la cocina del barco y se hace un listado de cosas necesarias para estar en el mar abierto. La navegación con niños requiere un estudio más detallado de todas las situaciones posibles e imposibles que puedan ocurrir en el mar. Si es la primera vez que planifica estar a bordo con niños, hay que ir paso por paso. Eso significa que al principio es mejor salir de una excursión de uno o dos días donde sus pequeños se podrán acostumbrar al espacio limitado y aprender las bases de movimiento y comportamiento, y usted también verá cómo aguantan el mar y las olas.

 

Un viaje de siete días para empezar es una decisión demasiado atrevida porque no sabe si su hijo sufrirá el mareo. También puede contratar a un capitán si no domina bien las habilidades de la navegación. La falta de conocimiento le puede estropear las vacaciones. Hay que prestar especial atención a la seguridad de los niños. Para empezar, hay que advertirlos de todos los peligros a bordo como el cabo y el ancla, y mostrarles cómo moverse seguros por la cubierta. Asegúrese que su barco o el barco alquilado tenga una red de protección adicional en la barandilla del barco. Asimismo asegúrese que sus hijos tengan puestos los chalecos salvavidas. Sin importar si son buenos nadadores, usted estará más tranquilo/a, y ellos más seguros. Tenga en cuenta la protección solar adecuada porque la piel de los niños es más sensible y lleve mucha fruta fresca porque el cuerpo se deshidrata más rápidamente con la combinación del viento, el sol y la sal.


Una vez hecho todo eso, elija la ruta de su viaje. Croacia es un estupendo destino para navegar porque las islas están lo suficientemente cerca una a la otra como para poder cambiar de destino todos los días. De paso encuentre algo para animar a los niños como organizar una competición en nudos marineros, adivinar los puntos cardinales, los nombres de las islas o descubrir los animales marinos. Navegar en velero es un deporte activo en el que pueden aprender mucho sobre importantes cosas de la vida como el trabajo en equipo, la toma de decisiones o de responsabilidades, y de paso desarrollarán el respeto hacia el mar y la vida en la naturaleza.

Aleksandar Gospić

Durante la navegación hay que tener en cuenta de que los niños se aburren rápido así que es deseable elegir rutas más cortas y anclajes donde los niños puedan jugar, bañarse, bucear y disfrutar de todas las demás actividades veraniegas. Los pequeños capitanes veraniegos recordarán para siempre esas experiencias.

Boris Kačan

Atrévase a su primera navegación en familia. El mar croata les recibirá como el anfitrión más hospitalario.