Navegación nocturna para pequeñas embarcaciones

Navegación nocturna para pequeñas embarcaciones

Una navegación llena de encanto

Hay dos razones principales por las cuales uno quisiera salir al mar abierto. Una es tener prisa y no poder posponer la navegación hasta la mañana. La otra es mucho más romántica - querer navegar y vivir un ambiente completamente diferente, a veces encantador. Este texto lleva el título de «pequeñas embarcaciones», lo que significa que en el barco no hay tripulación profesional, sino que el timonel está en sus manos.

 

Para el primer grupo de navegantes que tienen que llegar a un lado de noche valen las mismas reglas que para el segundo, al que nos dedicaremos un poco más. Así que empezaremos este texto con una observación general sobre la navegación nocturna.

Ivan Čorić

El sistema de señalización nocturna (antes que nada los faros) fue instalado en el mar Adriático durante el Imperio Austrohúngaro a finales del siglo diecinueve y comienzos del siglo veinte. Dada la cantidad de islotes y acantilados, ese sistema no es nada sencillo.

Luka Esenko

Le aconsejaríamos que navegara de noche por la zona que ya ha recorrido de día y que conoce bien. Eso no es siempre posible, pero si puede elegir la ruta, elija una conocida.

A pesar de muchas herramientas de navegación modernas, antes que nada los sistemas de GPS, nuestro consejo es que sepa usar cartas náuticas de papel y reconocer los faros. Aunque el GPS ayuda de manera significativa en la navegación, especialmente con la visibilidad reducida, debería conocer bien la «antigua» manera de navegar, y es también muy importante destacar que las mapa electrónico no reconocen otras embarcaciones pequeñas. Si nos imaginamos que los navegantes antes cruzaban los océanos fiándose de la posición de las estrellas, deberíamos estar interesados en dominar por lo menos las bases de la navegación nocturna con la ayuda de la carta náutica. Y si le gusta el mundo de las estrellas, es decir la navegación astronómica, le espera mucha alegría en compañía de su sextante y el universo, pero ése es el tema reservado para un selecto grupo de enamorados, que lo han convertido en un hobby divertido.

 

Pasar el tiempo en el mar puede ser mucho más prosaico, y lo más importante es tener una mínima visibilidad, que en la mayor medida le brinda el brillo de la luna, y también se reducen las olas. De noche no hace falta prestar atención solo a la ruta y a la distancia de la costa, sino también a otras embarcaciones, y las olas son un factor limitador, especialmente si usted está solo en una pequeña embarcación. Si tiene radar, le será de gran ayuda, pero difícilmente remplazará su propia vista mirando a la pantalla.

 

También tendrá la navegación más fácil si estudia la ruta antes de prender el viaje y marca las partes problemáticas. Le aconsejamos tener a mano una linterna con la cual siempre podrá iluminar su barco o el otro - y no se olvide de mirar para atrás. Si está cerca de la tierra firme, a veces puede confundir otra embarcación con las luces de la tierra firme, y en ese caso hay que estar especialmente atento. También, si sabe que está pasando por una zona de pesca de pequeñas embarcaciones que a menudo no están señalizadas como corresponde, le aconsejamos reducir la velocidad, lo que le dará más tiempo para esquivar otro barco y en general ante cualquier duda (por ejemplo si se pregunta cuán cerca está a la costa) reducir la velocidad es lo más inteligente que puede hacer.

 

Para los navegantes que se embarcan en una navegación nocturna por razones románticas, descubrirán todo un mundo nuevo. Para los navegantes a vela esa es la posibilidad de descubrir nuevos placeres y desarrollar la sensación del barco y de vela, y para cualquiera es una manera completamente nueva de sentir el mar. Mientras se deslice por la superficie del mar, y a la infinidad de las estrellas en el cielo se le oponga el brillo del plancton bajo su proa, si le atrae el silencio en el mar abierto o los sonidos y los olores del juego entre el mar y la costa. o las velas le llevan por un curso favorable en la dirección que mas le conviene al barco, usted simplemente sentirá lo que significa sentirse «pequeño bajo las estrellas». A la misma vez desarrolla su percepción absorbiendo las impresiones de la navegación nocturna, cuando sus sentidos están agudizados por la visión reducida. La velocidad obtiene un significado completamente nuevo y usted necesitará mucho tiempo para desarrollar un buen sentido para moverse de noche.

Davor Rostuhar

La navegación nocturna con buen tiempo tiene un encanto difícil de imaginar. Si es la temporada de verano y encima a su pequeña aventura de noche le añade el baño nocturno en alguna bonita cala como premio, se le abrirá un mundo de placeres completamente nuevo y totalmente posible en Croacia.